Una mujer enferma oyó hablar de Jesús y, acercándose a él, le tocó el manto

Hno. Mariosvaldo Florentino

Febrero - Martes 05

“Una mujer enferma oyó hablar de Jesús y, acercándose a él por detrás entre la gente, le tocó el manto, pensando que con solo tocarle el vestido curaría”. Mc 5, 27-28

Y así sucedió. Por la cantidad de gente que le acompañaba, muchos estaban tocando a Jesús, pero solo una mujer lo tocó intencionalmente con fe y fue sanada. También hoy muchos se acercan a Jesús por conveniencia, costumbre, curiosidad, inercia, obligación o escrúpulo y no son transformados. Hasta van a la misa y comulgan, pero continúan siempre iguales. Sin embargo, hay algunos que se acercan a él creyendo, deseando y suplicando su gracia y, al tocarlo, reciben aquella fuerza que hace nuevas todas las cosas.

Paz y bien.

Hno. Mariosvaldo Florentino, capuchino.

Videos

Testimonios

Pedidos de Oración

Actividades Conventuales