María partió y fue sin demora

Hno. Mariosvaldo Florentino

Diciembre - Domingo 23

“En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá”. Lc 1, 39

Luego de saber que estaba embarazada, María se trasladó a la casa de Isabel para ayudarla también en su embarazo. La madre del Salvador no pensó en sí misma, sino que, apresuradamente, se fue a servir. Este ir sin demora es algo muy fuerte. A veces, hasta ayudamos, pero con malas ganas, con pereza, con desánimo, como por obligación… María fue a servir con prisa. Así debe ser el servicio de los siervos de Dios: debemos hacerlo apresuradamente, esto es, con gusto, poniendo todo de nosotros. Hay que buscar servir bien, para que nos pidan siempre.

Paz y bien.

Hno Mariosvaldo Florentino, capuchino.

Videos

Testimonios

Pedidos de Oración

Actividades Conventuales