Mi pensar y mi obrar debe estar de acuerdo con el Evangelio

Hno. Mariosvaldo Florentino

Enero - Martes 29

“El que cumple la voluntad de Dios es mi hermano, mi hermana y mi madre”. Mc 3, 35

La cercanía con Dios nace del vivir su Palabra. No hay otro modo de ser importante para Él fuera de asumir su voluntad y practicarla en lo cotidiano. Para Él no importan títulos, apellidos, cargos o amistades, sino que mi pensar y mi obrar esté de acuerdo con el Evangelio. Si quiero ser un hermano de Jesús o ser su madre, esto es, ser tan importante para él como un pariente de sangre, debo poner todo mi esfuerzo en practicar lo que él predicó e imitar lo que él vivió.

Paz y bien.

Hno. Mariosvaldo Florentino, capuchino.

Videos

Testimonios

Pedidos de Oración

Actividades Conventuales